Inicio En El Planeta Y seguimos en riesgo

Y seguimos en riesgo

216
0
Compartir
Imagen de Fenómeno del niño costero seguimos en riesgo El Man del Clima

Con fenómenos naturales es importante siempre recordar que estamos bajo las fuerzas de la tierra, por lo tanto debemos estar preguntándonos ¿qué nos pasará mañana? ¿Quién es la autoridad responsable de suministrarnos información relevante? ¿En dónde está la información? ¿Como puedo acceder a esa información?

Desde mi visión integral como geólogo y observador de las dinámicas de la naturaleza y la directa relación hombre – Tierra así como de mis análisis basados en fuentes oficiales de países que poseen tecnología y conocimiento en la región, es importante recordar que Colombia, Ecuador y Perú comparten ríos, mares, montañas, selvas, fauna, flora y comunidades, y en ese sentido, cuando se analizan fenómenos naturales, las fronteras político-administrativas entre países no existen, y mucho menos cuando se trata de clima.

Todo cambio que se manifieste en las costas del Perú nos debe importar y todo cambio que se manifieste en las costas colombianas serán reflejadas allá.

Para activar las medidas preventivas por los excesos de lluvia que trae este fenómeno de “El Niño” sobre los continentes, manifestado en su etapa inicial de madurez, el centro de investigación del fenómeno en la región Enfen, con sede en Perú, bautizó a este fenómeno de manera preventiva, adaptativa y pertinente como “El Niño costero”. Acción que recomiendo hacer también en Colombia.

Tanto en esta etapa inicial como en la etapa de madurez del fenómeno El Niño (como todos lo conocemos) recordemos que este se manifiesta con exceso de lluvias por encima del promedio desde Nariño, Putumayo y Amazonas hacia abajo, incluidos Ecuador y Perú, y con déficit de precipitaciones desde Nariño hacia arriba hasta la región Caribe.

Imagen de Y seguimos en riesgo El Man del Clima

Actualmente, de acuerdo a la NOAA, tenemos una probabilidad de madurez del fenómeno El Niño de un 52 % para el segundo semestre de este año. Por lo tanto, no debemos esperar que maduren los eventos para anunciar su impacto manifestado desde su etapa inicial de formación en estos primeros meses.

Debido a que la incertidumbre de la madurez de este Niño todavía es muy grande, se espera que en esta temporada de lluvias de Semana Santa y las demás semanas que quedan por llegar, las lluvias sigan intensas, cercanas al promedio, inclusive en algunas regiones podrían estar por encima, para una temporada de lluvias como esta. Dado lo anterior es pertinente considerar:

A la hora de planificar, se debe recordar siempre que su municipio o río no son espacios aislados divididos por fronteras, sino todo lo contrario, desde cuando nacen estos territorios están conectados a la fuerzas de Tierra y del espacio y por eso allí todos tenemos corresponsabilidades. ¿Ud. ya identificó esas fuerzas en su río o municipio? ¿Ya identificó su responsabilidad?

Con relación a la temporada de lluvias las alarmas deben estar más activas que nunca. Teniendo en cuenta que los suelos todavía están muy saturados por las lluvias extremas de los meses de enero, febrero y marzo, los ríos siguen creciendo y que algunos ya están en sus puntos más altos.

En esta temporada de vacaciones y en los próximos meses no se recomiendan paseos de río, ni realizar actividades deportivas en algunos de ellos, pues las corrientes súbitas estarán a la orden del día.

imagen de Riesgo fenómeno de del niño costero El Man del Clima

Las comunidades deberán estar alertas sobre todo en horas de la tarde y noche, especialmente, en los barrios y municipios con antecedentes de inundaciones y avalanchas.

Todo el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres deberá estar alerta informando todos los días a través de los medios de comunicación: radio, prensa, redes sociales y televisión las alertas específicas para cada uno de los ríos y municipios. Así mismo, se recomienda estar atentos a las medidas que garantizan la movilidad de los colombianos, el suministro de agua potable y de servicios de energía, y las medidas que evitan la propagación de enfermedades típicas de la temporada.

Ricardo Lozano – El Man del Clima

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here