Inicio Entretenimiento Volver a comenzar y repetir el proceso

Volver a comenzar y repetir el proceso

241
0
Compartir
Imagen Volver a comenzar y repetir el proceso El Man del Clima

Uno de los grandes cuellos de botella que posee la sociedad colombiana para enfrentar los retos del cambio climático es la falta de información pertinente y real en los territorios. No es lo mismo tener un mapa que generalice las condiciones de lluvias en el departamento de Antioquia o en el municipio de Jéricó a las verdaderas lluvias o crecientes de mi cuadra.

Prevenir las repetidas avalanchas, inundaciones y deslizamientos sobre nuestros barrios en la llegada de esta temporada de lluvias, la más fuerte del año, y que hasta ahora comienza, deberá ser la prioridad de cualquier dirigente nacional, departamental y municipal. Todos los años esta temporada comienza a mediados de septiembre hasta mediados de noviembre. Si esto lo sabemos con anterioridad ¿por qué todavía existen en el país víctimas o desplazados del agua?

Los colombianos estamos vinculados naturalmente a un entorno biofísico, social, político, económico y cultural, y del cual desconocemos sus bienes y servicios. Desconocemos las oportunidades económicas que la vocación del suelo puede ofrecer, y más aún desconocemos sus amenazas, vulnerabilidades y riesgos. Es decir, a los colombianos nos falta territorio. Nos falta reconocer el terreno o lugar concreto donde vivimos atados o relacionados por vínculos de familia, y que deberíamos defender frente a la invasión de otros congeneres.

imagen de Colombia El Man de Clima

Es obvio que el pedazo de terreno deberá ser planificado para satisfacer las necesidades más básicas, como los alimentos, agua potable o la energía, pero también para evitar que estos servicios se conviertan en una amenaza y no en un bien. La planificación ambiental territorial deberá ser, por lo tanto, un proceso dinámico que permita realizar los ajustes más escenciales que deje aprovechar las oportunidades de este lugar o que reduzca los riesgos a los que permanentemente nuestra sociedad está expuesta.

El ideal de un territorio ordenado es que pueda orientar de manera coordinada el manejo, administración y aprovechamiento de los recursos naturales renovables y no renovables, para contribuir desde el componente ambiental a la consolidación de alternativas de desarrollo sostenible en el corto, mediano y largo plazo, acordes con las características y dinámicas biofísicas, económicas, sociales y culturales.

La planificación ambiental territorial deberá incorporar procesos de ordenamiento y de desarrollo integral a una escala asertiva que permita que el aire que respiramos sea el más limpio, que el agua que bebamos sea la más potable o que la casa donde vivamos sea la más segura.

Imagen de Políticas ambientales Colombia El Man del Clima

Para que nuestros nuevos dirigentes pasen a la historia como los únicos que han podido implementar instrumentos de planificación ambiental eficientes, recomiendo las siguientes actividades: diseñar políticas integrales únicas para su gente y su propio territorio basado en mecanismos de comando y control, y acompañados de instrumentos voluntarios colectivos. Hacer el esfuerzo por identificar y zonificar sus recursos naturales renovables y no renovables escala 1: 5.000. Identificar y zonificar los usos potenciales de las actividades económicas más viables 1: 5000. Identificar las dinámicas resultantes como potenciales amenazas u oportunidades. Definir planes de negocios y de mercado reales para esos nuevos productos. Construir acuerdos de largo plazo que garanticen la financiación de las metas de calidad y usos de los territorios con actores locales, regionales y nacionales. Montar un sistema de monitoreo y vigilancia permanente. Garantizar el análisis y las conclusiones. Reportar, comunicar y visibilizar los resultados. Promover su réplica. Volver a la revisar metas, normas e instrumentos y ajustar lo pertinente. Volver a comenzar y repetir el proceso.

Aunque la falta de información a escala local sobre el estado actual de los recursos naturales renovables como el agua, desde su exceso o déficit, no permite planificar actualmente su cuadra o los usos mas viables, los acuerdos con todos los actores del territorio y fuera de este, así como el resto de actividades relacionadas con la identificación y zonificación del terreno de sus elementos vitales preexistentes, definirán el camino que hace tanto nuestros habitantes buscan, la sostenibilidad.

Ricardo Lozano – El Man del Clima

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here