Vergüenza universal

123
0
Compartir

De 195 países que firmaron el Acuerdo de París (sobre Cambio Climático) 143 ya comenzaron a cumplir sus compromisos. Colombia no lo hizo. Comparte el deshonroso último lugar con la mayoría de países africanos, Rusia, Ecuador y Venezuela ¿Hasta en eso nos estamos pareciendo a ellos? ¿En qué momento pasamos de ser los primeros y líderes de las negociaciones en la Convención de Cambio Climático a ser la vergüenza mundial y los últimos de la fila? ¿Por qué?

Hace 9 meses el Gobierno nacional radicó ante el Congreso de la República el proyecto de Ley para ratificar este compromiso internacional. Allí no ha pasado nada y el tiempo se agota. O es que los congresistas responsables no saben el significado del papel que tienen en sus manos, o es que el Gobierno se arrepintió de sus promesas y discursos biodiversos y ahora no quiere que entre en vigor, o es que existen otras fuerzas y actores responsables de reducir estos gases que no los dejan. Por si acaso no lo saben, afuera, la vergüenza de escuchar estos comentarios sobre Colombia es universal.

El Acuerdo de París entró en vigor el 4 de noviembre de 2016, treinta días después de la fecha en la que al menos 55 países-parte pusieron un 55 % del total de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. Ahora ya entraron en vigor 143 países y Colombia nada. Inclusive ya algunos están listos para reportar sus primeras reducciones de gases y Colombia ni siquiera tiene listos sus estándares de reporte. La discusión ya no es sobre la competitividad del país sino sobre la vergüenza global.

Imagenes Gases de Efecto invernadero El Man de Clima

Hacer gestión en cambio climático no es salir y tomarse fotos con las víctimas de los deslizamientos, avalanchas e inundaciones, es cumplir lo dicho y reducir las emisiones de los gases efecto invernadero causantes también de este desastre. Es adaptar de manera segura y definitiva estos territorios. Colombia se comprometió a reducir su 20 % de estos gases para 2030 y ni siquiera hemos comenzado. Mientras que países más pequeños como Bolivia ya lo hacen. Inclusive su economía crece y se hace más competitiva que nosotros.

Sorprende mucho más el nivel de conocimiento que tenemos los colombianos sobre el tema. Es increíble que los estratos más altos, los que tienen la oportunidad de acceder a la mejor educación e información piensen que no están expuestos a ninguno de estos riesgos hidroclimáticos. La falta de campañas nacionales y locales en prevención frente a cualquier movimiento natural de la Tierra ha hecho mucho daño, inclusive ahora le creen más a Trump que al campesino y piensan que eso del calentamiento es de pobres.

Es cierto que los pobres son las primeras víctimas, su condición no les permite pagar el servicio del agua potable, sino la sacan directamente del río contaminado, por eso, entendiendo que Colombia sigue siendo un país de pobres, nuestra responsabilidad es mayor. Y también es cierto que los más ricos siguen expuestos a la pérdida de sus inversiones y a las inundaciones como las de la Sabana de Bogotá o los deslizamientos en las faldas del Valle de Aburrá.

Imagen de Avalanchas El Man del Clima

¿Qué tanto saben los congresistas de la República que ese proyecto de Ley sin tramitar permite que los hechos de Manizales o Mocoa no se repitan? Que lo que busca el acuerdo es que la temperatura del planeta y de Colombia no aumente más de 2°C. Que el nivel del mar no siga subiendo 3mm/año. Que no aumenten las muertes por dengue o malaria. Que no sigan desapareciendo los ecosistemas de tierras frías. Que no sigan los nevados derritiéndose 4 %/año. Que no sigan desapareciendo los ríos. Que el desabastecimiento de acueductos e hidroeléctricas no siga aumentando. Que las cosechas de café no se sigan perdiendo. Que los niños y mujeres de Guajira no sigan muriendo por deshidratación y falta de alimentos.

Es muy sencillo, para que la vergüenza global del país no aumente. (la lista de espera global de Colombia la pueden ver en la página www.unfccc.int).

Ricardo Lozano – El Man del Clima

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here