Urgentes ajustes al impuesto

114
0
Compartir

Imagen de Urgentes ajustes al impuesto El Man del ClimaA pesar de la inflación, la paz, o la guerra, el hambre o el agua, el cambio climático sigue siendo una de las preocupaciones más importantes de los colombianos. Pero para muchos sectores económicos, reducir sus emisiones de gases efecto invernadero -GEI- ya forma parte de su plan de negocios. Por eso ahora la preocupación recae, no sobre la expedición de instrumentos que controlen los gases GEI, sino sobre la inseguridad jurídica que reina sobre la no implementación del decreto que causa o evita causar el impuesto al carbono.

Uno de los afanes es que hasta el 31 de diciembre de este año, la norma le permitirá a las empresas que usan combustibles fósiles (derivados del petróleo, no carbón, como la gasolina, gas natural, gas licuado de petróleo -GLP-, kerosene, jet fuel, acpm y fuel oil para la generación o autogeneración de energía) usar las reducciones/remociones que ya se hicieron por fuera del país. Es decir, solo se aceptarán acciones de mitigación GEI que se efectúen dentro del territorio nacional. Para ello, el Gobierno deberá extender esta fecha y correr, pues ni siquiera ha avanzado en la expedición de procedimientos, variables, formatos ni protocolos necesarios para su implementación.

Recordemos que la llamada reforma tributaria castigó con la causación de un impuesto a las industrias que usan este tipo de combustibles para la generación o autogeneración de energía. Pero también esta misma Ley estableció que el impuesto al carbono no se causará a los sujetos pasivos (quien compra el combustible) que certifiquen ser carbono neutro.

Carbono neutro es el balance entre la cuantificación de las emisiones y las acciones de reducción y remoción/compensación de gases efecto invernadero en un periodo verificable. La reducción se logra con acciones de optimización y aprovechamiento de fuentes de energía alternativas, y la remoción/compensación mediante la protección de bosques o la implementación de proyectos que demuestren la captura de CO2 a través de la actividad fotosintética.

Por ello, los ministerios de Hacienda y Ambiente, expidieron este mismo año el decreto que reglamentó la no causación de dicho impuesto.

Imagen de Reducción de emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI) El Man del Clima

Para asimilar mejor el tema vale la pena entender el proceso. Una empresa que usa estos tipos de combustibles y que cuente con un proyecto de reducción de emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI) certificado, que no quiera pagar este impuesto, debe entregar al que le compró el combustible (sujeto pasivo) el soporte del proyecto de reducción de estos gases. Este distribuidor le presentará al productor o importador del combustible (responsable de pagar el impuesto) la certificación de neutralidad que evitará que se cause dicho gravamen.

También, lamentablemente al no quedar contemplado un periodo de transición para la entrada en vigencia del decreto, no se van a aprovechar los beneficios que este trae, pues la mayoría de empresas no tienen actividades o proyectos de mitigación de estos gases operando. Así mismo, falta la creación y obligación de estar en el Registro Nacional de Reducción de las Emisiones de Gases Efecto Invernadero. Faltan los requisitos que soportan la cancelación voluntaria de emisiones (transferencia del consumidor final al sujeto pasivo). Faltan los requerimientos para la declaración de verificación. Faltan las obligaciones para los organismos de acreditación de este proceso, y faltan, entre otros, los criterios para el uso de metodologías.

Muchos sujetos están de acuerdo que esta norma ayuda a ser un mejor país. A cumplir el compromiso de reducir el 20 % de nuestras emisiones para el 2030. Impulsa acciones de economía circular y producción más limpia, principalmente, en la cadena de valor de proveedores. Estimula el uso de energías renovables e incrementa los incentivos para el uso eficiente de energía. Genera oportunidades para los consultores o emprendedores de certificaciones, verificaciones o emprendedores de proyectos de reducción de GEI. Controla y evita la deforestación y estimula la restauración de suelos y bosques. Abre el camino de las oportunidades de colaboración entre empresas para establecer proyectos conjuntos.

Por lo anterior, no es momento de asustarnos con el cuero.

Ricardo Lozano – El Man del Clima

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here