Inicio Entretenimiento Receta por Guapi

Receta por Guapi

178
0
Compartir
Imagen de Receta por Guapi El Man del Clima

Una de las vocaciones que tiene Colombia, es que a pesar de que en algunas comunidades se viva el día-día bajo un ambiente de conflicto, otras, al otro lado del río, han encontrado la paz a través de la figura de acuerdos y pactos locales, su nativa manera eficiente de crecer sosteniblemente en el territorio. En la misma vereda o playa podemos encontrar grandes problemas, pero a su vez, su solución.

Los acuerdos y pactos por una vida sana se firman en la vereda, en el río, en la playa, en una comunidad. Y Guapi, por ejemplo, municipio costero del pacífico caucano, podría hacerlo. A pesar de tener graves niveles de pobreza, problemas sanitarios, baja calidad y acceso del agua potable y desbordado control y manejo de sus basuras, simultáneamente, la gente, y en especial, sus mujeres, de manera silenciosa, le apuestan a una transformación de su economia a través de emprendimientos culturales y turísticos como el paisaje, la música, el baile y la comida.

Una de las formas eficientes de educar, es a través de la valoración de los servicios que ofrece el patrimonio ancestral y natural en la cocina colombiana. Y para esto no hay quién le gane a Leonor Espinosa, la reconocida chef, artista y antropologa de la cocina tradicional, que a través de su fundación Funleo empodera a mujeres de comunidades negras, indígenas y campesinas a reivindicar su tradición y se sientan orgullosas de ese tesoro.

imagen de Pacífico Colombiano El Man del Clima

“En Guapi, el sexo es tan importante como la comida y la música”, dijo Leo en Madrid, España, para referirse a las bebidas hechas a base de destilado de caña de azúcar, llamado biche, que fueron bautizadas como “arrechón, que quiere decir calentura, tumbacatre o caigamos juntos. Y una muy especial, la tomaseca, que se da a las mujeres después del parto para que se reactiven”, texto tomado de la agencia EFE.

Leo también dijo, de acuerdo al mismo artículo, que la vida allí está basada en el imborrable legado africano. “Sus mujeres son alegres, fuertes y con su cocina mantienen las prácticas ancestrales heredadas de sus antepasados y dirigen la vida a través de la fuerza del alimento”. Con pescados y moluscos como la sángara, la piangua, el piacuíl o la ‘chorga’, procedentes del manglar, junto a un arroz “atollao” o paella del Pacífico, como la misma Leo lo bautizó.

Mientras esto sucede en los fogones de sus mujeres, afuera, en sus calles la basura ha permanecido en el tiempo por alguien que las llevó, dejó y no reusó. Un modelo de Acuerdo, Pacto o Receta por el futuro de Guapi es urgente. Su gente está lista, lo mismo las autoridades nacionales y locales, así como la academia. Y muy posiblemente si al sector privado se le invita, también. Son varias las empresas que podrían participar. Y las reglas para aplicar serían muy simples, al igual que en San Andrés Islas, toda botella, lata o cartón que se lleve debe devolverse con la misma persona, en el mismo carro, avión, caballo, bicicleta o barco.

Imagen de Río Guapi El Man de Clima

Vale la pena decir que existen empresas como Postobón o Alpina, entre otras, que ya tienen como política corporativa el uso eficiente de los materiales de envases y empaques para que no se conviertan en desperdicios o residuos. Ejemplos claros de economía circular, que deben aplicarse urgentemente en municipios bajo estas críticas condiciones.

Como condimento para darle sabor a este Pacto, esperemos que usen el mojo hecho con hierbas de azotea en las casas palafíticas de Guapí como la chiyagua, una especie de cilantro, albahaca negra, orégano de hoja grande y poleo, mezcladas con leche de coco, preparado por las propias mujeres de Leo. Receta de relacionamiento nuevo en los territorios que se podría replicar en cualquier comunidad campesina, pescadores, afro e indígena para reivindicar nuestra verdadera vocación que es la alegría y no necesariamente en paisajes de miseria a los que desafortunadamente muchas veces el país se ha acostumbrado.

Ricardo Lozano – El Man del Clima

 

Compartir
Artículo anterior¿Otra Niña 2018?
Artículo siguienteBolas peligrosas

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here