Inicio Gadgets Plan para un clima de paz global

Plan para un clima de paz global

175
0
Compartir
Imagen Plan para un clima de paz global El Man del Clima

Que Donald Trump quiera que los Estados Unidos se salgan del Acuerdo de París para no cumplir los compromisos suscritos de reducir un 26 % las emisiones de GEI del 2005 para el 2030 no es noticia. En esta columna esta intención se ha anunciado hace casi un año varias veces desde su campaña por la conquista de la Casa Blanca. Pueden chequearlo en su buscador. Quiere decir que a pesar de sus monotemáticas palabras sigue siendo el rey global del entretenimiento que los medios soportan y avivan.

La noticia debe estar en el plan de prevención que debemos tener como corresponsables y cociudadanos del planeta ante la amenaza creciente del plan de distanciamiento entre comunidades globales, unidas históricamente por decisiones unánimes de diplomacia y ciencia, que nos están llevando a perder el patrimonio más valioso que la humanidad ha ganado a pesar de sus diferencias en los últimos 70 años, la paz.

Ante posiciones extremas populistas de nuevos líderes globales de cualquier índole debemos movernos en el vehículo que construya puentes sobre las brechas ya identificadas y que separa a los pueblos.

No es verdad que el Acuerdo de París haya sido hecho por ambientalistas extremos que no quieran que la humanidad progrese, todo lo contrario, fue diseñado por economistas y empresarios expertos en comercio internacional cuyas metas fueron establecidas para no perder el camino de la competitividad y del progreso.

Imagen de Cambio climático El Man del Clima

Este acuerdo a nadie obliga a cumplir metas comunes y al contrario pide que cada nación reduzca las emisiones que pueda de acuerdo a su propia línea de crecimiento. Cada país fijó unas metas individuales y cada nación puede hacer los ajustes que considere para monitorearla, verificarla o reportarla como quiera.

Cualquier presidente de una nación tiene la facultad de decir que no le gusta nada de su antecesor. De hecho todos lo hacen como producto de la democracia, por lo tanto es válido que lo digan, inclusive que lo quieran renegociar porque consideran que comercialmente no les conviene.

Ante una posibilidad de adaptar el propio Acuerdo que señala que la adaptación de los países y sociedades es la prioridad, debemos empezar por abrir la posibilidad de “adaptar” el propio camino de la adaptación al cambio climático, cosa que no está contemplado en el Acuerdo y que el Sistema de Naciones Unidas deberá hacer si quiere que su precaria capacidad de evitar las guerras subsista.

¿Si tardamos 20 años en esta negociación por qué no continuarla con cifras actualizadas? Lo malo es que la Tierra no da espera y desde hace más de 60 años cambió hacia una dinámica extrema que amenaza con más intensidad las economías y naciones.

Ante este panorama se hace urgente mejorar los pronósticos y predicciones de largo plazo del clima, reducir las pérdidas económicas anuales de los sectores agropecuarios, energético o de alimentos y agua potable, reducir los riesgos de desastres y adaptar de manera correcta a los más pobres y a la economía nacional.

Imagen de Cambio climático global El Man del Clima

Un líder no debe huirle al riesgo sino enfrentarlo y aprovecharlo para beneficio de todos con innovación y creatividad. Es increíble que la costa Caribe no tenga energía mientras que su potencial de energía solar y eólica sea cuatro veces más grande que el del interior del país. Ahí están los puentes económicos de complementariedad de las regiones. Mientras que en una región llueve en otra sale el sol. Cómo los estamos aprovechando para el sistema nacional, para el beneficio de la paz nacional.

No miremos al clima como una amenaza, el sector agropecuario, energético e industrial deben mirar las oportunidades de esta variabilidad extrema climática, valorando mucho más las aguas residuales y creando incentivos que ayuden a mejorar la eficiencia en el uso del agua.

Y a ti, ¿qué se te ocurre para unir la brecha ante estos llamados de guerra global? Por ahora he comenzado con un mapa del agua que beneficie a todos por igual.

Ricardo Lozano – El Man del Clima

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here