No es la era de Trump, es la de nosotros

    350
    0
    Compartir
    Imagen de No es la era de Trump, es la de nosotros. El Man del Clima

    No es nada nuevo ni nos debe sorprender la relación de Trump con la naturaleza. Los gobiernos de los Estados Unidos siempre se han caracterizado, unos más que otros, llámense demócratas o republicanos, por no comprometerse, ni liderar causas ambientales globales –a diferencia de los países europeos– sencillamente porque siempre han vivido de la extracción de manera masiva de sus recursos naturales. Su participación en este ámbito ha sido indirecta, en el ámbito de la cooperación internacional financiando programas de reducción de emisiones en otros países en desarrollo y de manera directa invirtiendo en el campo de la investigación, tecnología y conocimiento. Es aquí donde nos debemos enfocar.

    Los despidos de científicos y recortes masivos al presupuesto de la autoridad ambiental norteamericana –EPA– no cambiarán el empoderamiento local y social de los problemas por parte de la gente. Al contrario, es el momento para que los científicos salgan de sus laboratorios, el mundo los conozca y marchen por el respeto e idoneidad de su oficio.

    Mientras tanto los líderes políticos se equivocan –en países donde la extracción de minerales es masiva– al creer que despidiendo profesionales idóneos y reduciendo presupuesto pueden avanzar en el camino de la explotación de los recursos, sin el permiso de la gente.

    A nivel global, prácticamente seguiremos usando los viejos protocolos para reducir emisiones, donde inclusive los Estados Unidos tampoco se habían comprometido de manera directa. A nivel nacional, regional y municipal las políticas ambientales de las autoridades no ofrecerán los recursos ni los dientes para implementar, verificar y reportar el impacto ambiental, y al contrario, estaremos observando un verdadero empoderamiento de las comunidades campesinas y de comunidades base, así como de un activo trabajo en Imagen de Calentamiento global Estados Unidos. El Man del Clima las cortes, protegiendo los derechos de todos nosotros, ante el incremento masivo de los conflictos que se avecinan por uso del territorio.

     

    Pero diría también que esta será una gran oportunidad. Sin políticas que los obliguen pero con un alto nivel de observación y castigo por parte de las redes sociales diría que es el momento del sector privado. No para hacer uso indiscriminado de los recursos sino al contrario, para demostrar lo competitivos y productivos que pueden ser. Más ahorros siendo más eficientes con el uso de la energía y el agua. Más zonificaciones y restauración de áreas vulnerables y de riqueza ambiental marcarán la diferencia. Y un cambio de uso del lenguaje excluyente por uno incluyente, será la clave.

    La gestión ambiental se centra en la relación hombre-naturaleza. Si lo haces mal, tarde o temprano el vínculo te castigará, si lo haces bien la vida siempre será un placer.

    Aquí está demostrado el gran vínculo de los eventos extremos del clima con el aumento de la inflación, a través del aumento anual de los precios de los alimentos, el agua y la energía debido el incremento extremo de las sequías o de las lluvias.

    ¿Qué esperamos para mirarnos el ombligo? Y no el del vecino. Tenemos una reforma tributaria que nos aumentó el IVA pero que nos entregó incentivos al comportamiento verde, y por primera vez también castigos a los que no lo hagan.

    Imagen de Comportamiento verde. El Man del Clima

    Esto del medio ambiente es para inteligentes, para los que saben aprovechar las oportunidades en medio de las dificultades, en medio de las guerras falsas positivas e indiferencia de los pesimistas.

    Al contrario, debemos prestarle atención a lo verdaderamente importante para todos los colombianos. Frenar la creciente deforestación por actividades legales e ilegales. Frenar la corrupción y el clientelismo en el pago de favores. Reconocer los derechos fundamentales como el acceso al agua potable, y mantener la paz y acuerdos en un diálogo de actores por el acceso de los recursos, combatiendo la desigualdad, aumentando la calidad en los servicios, y manteniendo esos beneficios para todos. No es la era de Trump, es la del regreso. Es la de los territorios. desde abajo para arriba.

    Ricardo Lozano – El Man del Clima

    Dejar una respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here