Inicio En Colombia La Niña de Siloé

La Niña de Siloé

131
0
Compartir
Imagen de La Niña de Siloé. El Man del Clima

El fenómeno de La Niña sigue presente en Colombia causando las tragedias poco divulgadas por los medios de comunicación, dedicados casi exclusivamente a la tragedia aérea, sin que todavía las autoridades adviertan del futuro peligro que esta representa, la cual alcanzará su punto máximo este diciembre, y no en el próximo año como se ha dicho. Los niños muertos en el barrio Siloé de Cali no pueden pasar inadvertidos.

Para los que no lo recuerdan, La Niña es un evento de variabilidad del clima, y no de cambio climático, que se desarrolla en el océano Pacífico tropical, reduciendo la temperatura de sus aguas más superficiales y modificando las condiciones climáticas de los países de la región, con exceso de lluvia y disminución de la temperatura, especialmente, en regiones Caribe, Andina y Pacífica, así como en zonas del piedemonte de la Orinoquia.

Pero al contrario de lo que uno esperaría de las autoridades encargadas de la prevención, no sé por qué tengo la impresión que con el afán de continuar con una carrera política llena de elogios y no de anuncios de tragedias reales, las autoridades nacionales, regionales y las territoriales, en vez de trabajar por reducir las amenazas a las que está expuesta su población, se han dedicado a autoelogiarse diciéndose así mismo mentiras con relación a sus propios riesgos.imagen deCambio climático orinoquía colombiana. El Man del Clima

Decir que el número de las víctimas de las tragedias en Colombia se están reduciendo no es verdad, no podemos comparar el número de damnificados dejados por un fenómeno catalogado como de intensidad débil, como el de este año, con uno catalogado como muy fuerte, vivido en los años 2010, 2011 y 2012.

O decir que los alcaldes están cumpliendo su tarea de planificar ciudades inteligentes tampoco lo es. Hasta ahora no he escuchado a ninguno decir que su plan de ordenamiento será o fue ajustado de acuerdo a la dinámica y vocación de la estructura ecológica de su suelo como su principal modelo a seguir, para que la vivienda social, escuelas u hoteles no sean construidos dentro de los humedales o en las riberas de los ríos o del mar; o que teniendo en cuenta la manifestación extrema actual de las lluvias se decida reubicar a la población expuesta y cederle ese terreno al agua; o de aumentar la capacidad del sistema de aguas lluvias porque los sedimentos arrastrados no permiten conducir esos nuevos caudales.

En fin, tragedias como las del barrio Siloé en la Comuna 20 de Cali no pueden pasar inadvertidas, o la inmovilidad por los barrios inundados de Cartagena, Barranquilla, Santa Marta y Bogotá.

¿Qué tienen de inteligente o de adaptadas las ciudades donde su desarrollo humano está incompleto? En los barrios no hay alcantarillado fluvial, ni sanitario, ni siquiera sistema de acueducto, para garantizar el crecimiento sostenible y sin peligros para su gente, donde en esta ocasión, de las 6 víctimas, 5 fueron niños ¿por qué a los urbanizadores se les olvida canalizar con capacidad apropiada las aguas lluvias? Convirtiendo calles pavimentadas en peligrosos flujos de avalanchas.

Decir que las ciudades se están planificando correctamente no es verdad, una cosa es que los alcaldes tengan guardados en sus escritorios los estudios que demuestran su vulnerabilidad, inclusive los mapas que señalan el camino correcto de crecimiento urbanístico inteligente, y otra muy distinta es que lo cumplan.

imagen del Cambio climático Colombia - El Man del Clima

Si el mar aumenta 3 mm cada año ¿A quién se le ocurre construir más barrios, vías y hoteles en sus orillas? O si se ha advertido de la creciente intensidad de las lluvias en barrios vulnerables ¿por qué no ajustar el precario sistema de alcantarillado o adaptarlo a la realidad de una Niña cada vez más intensa?

Solamente hasta mediados y finales de diciembre cesarán las lluvias, y mientras tanto sin que se advierta el peligro que representa esta Niña 2016 –2017 su fuerza seguirá llevándose por las calles y ríos las medidas que se debieron activar, trayendo más dolor y víctimas que por estrategia mediática y política decidieron ignorar.

Ricardo Lozano – El Man del Clima

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here