Inicio En El Planeta Infraestructura Ecológica: Soporte de esta nueva nación

Infraestructura Ecológica: Soporte de esta nueva nación

283
0
Compartir
Imagen de Infraestructura Ecológica: Soporte de esta nueva nación. El Man del Clima

Y ¿dónde está el agua para el crecimiento de Colombia, para las hidroeléctricas, acueductos, distritos de riego, salud, y demás sectores de la economía nacional? En dónde está la propuesta de su conservación en la nueva reforma del Sistema Nacional Ambiental?

La construcción de proyectos relacionados con el agua como acueductos, plantas de tratamiento, distritos agropecuarios e hidroeléctricas no son suficientes. Para su efectividad le falta el otro medio ¿cómo garantizamos el suministro de recurso vital para mover la economía nacional?

La expresión territorial de los ecosistemas naturales, agro-ecosistemas y sistemas urbanos construidos que soportan y aseguran a largo plazo los procesos, sustentan la vida humana, la biodiversidad, el suministro de servicios ambientales y la calidad de la vida de los colombianos es el soporte de la nación. Nos lo recordaba el profesor Thomas van der Hammen, años atrás.

A los políticos les encanta construir obras porque la compensación a cambio es mil veces mayor que las teorías de los ambientalistas. Los resultados son de corto plazo y se miden en las urnas. Es hora de que el país aprenda de los desastres causados en una inversión coja, enfocada solo en Infraestructura civil sin incluir la Infraestructura Ecológica.

La terquedad y la falta de inversión en la identificación de la Estructura Ecológica Principal –EEP y la Infraestructura Ecológica IE– en los municipios nos llevará a tener más ciudades inviables.

Imagen de Estructura ecológica. El Man de Clima

Los estudios del Igac y Corpoica (2002) demuestran los conflictos de uso por sobreexplotación (degradación de suelos y erosión) y subutilización de las tierras (áreas con potencial agrícola o forestal) que resultan en degradación ambiental o en depresión social y económica.

La reconversión ambiental y social del uso de la tierra debe ser el propósito para el actual estado del país y para los nuevos territorios de paz. Por ejemplo, el desarrollo forestal industrial del país se puede lograr en tierras de ganadería extensiva con bajísima densidad humana y que ofrecen poco empleo a campesinos por hectarea, que también nos lo recordaba el profesor van der Hammen.

Desafortunadamente, la acelerada degradación de los territorios son el común denominador de las actuales autoridades nacionales, regionales y territoriales. Y su Estructura Ecológica Principal que mantenía los bienes y servicios ambientales para los ecosistemas estratégicos y las necesidades básicas poco a poco se extinguirá.

Vía fast track eso es lo que necesitamos. Hacer un giro. No seguir iguales. Necesitamos urgentemente entidades locales capaces de responder la demanda del recurso en los nuevos territorios. Enfrentar el desorden territorial que llegará con el cambio de uso de los suelos, de pasar de territorios forestales a territorios agropecuarios sin la información de las áreas a conservar y proteger para el suministro del recurso.

Imagen del Territorios agropecuarios. El Man del Clima

Es urgente zonificar la Estructura Ecológica Principal de esos municipios. Solamente así serán viables.

¿Qué es Estructura Ecológica Principal – EEP? De acuerdo con el profesor Thomas van der Hammen, son áreas identificadas cuya función es la de sostener la biodiversidad y los procesos ecológicos esenciales a través del territorio, brindando los servicios ambientales vitales y garantizando la integridad ecosistémica a escala local y regional. Si queremos construir verdaderos territorios de paz, los debemos hacer sostenibles.

Como complemento a la EEP el profesor propuso el concepto de Infraestructura Ecológica (IE), que lo definió como el conjunto de relictos de vegetación natural y seminatural, corredores y áreas a restaurar en los agroecosistemas y otras áreas intervenidas del país (centros urbanos y otros sistemas construidos) que tienen una funcionalidad en la conservación de la biodiversidad, la productividad y la calidad de la vida de la población. ¿Por qué los alcaldes no lo hacen?

¿Por qué el desarrollo de nuestras ciudades y territorios son poco funcionales e inviables? Porque no están planificados sobre estructuras e infraestructuras ecológicas que sustenten la vida humana, la biodiversidad, el suministro de servicios ambientales y la calidad de la vida de estos nuevos colombianos. ¿Cuando cambiaremos?

Ricardo Lozano – El Man de Clima

 

Compartir
Artículo anteriorEn el Avatar, Vota
Artículo siguienteTurismo Naturaleza

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here