Inicio Opinión Deja la pereza y muevete, ¡oye!

Deja la pereza y muevete, ¡oye!

148
0
Compartir
Deja la pereza y muevete, ¡oye! El Man del Clima

Hoy el fast track o vía rápida debe ser verde. La mejor opción que tienen en Medellín y Bogotá es andar por la Carrera Verde. Hoy domingo 19 en Bogotá y domingo 26 de marzo en Medellín. Sal, anda, baila, camina o corre. Si no haces nada de esto, no importa, lleva tu familia al Parque Simón Bolívar y aviva la fiesta contra la indiferencia por la defensa de los recursos naturales, contra la apatía para exigir que el agua potable y los bosques sean un derecho, contra la indiferencia por los delitos ambientales como la deforestación, la contaminación y la erosión, correr por la conservación de lo que todavía nos queda, frena la degradación de la vida. Manifiesta que el verde de Colombia todavía te importa. Deja la pereza y muévete !oye¡

Las amenazas sobre los bosques y la biodiversidad en Colombia continúan. Legales o ilegales, las actividades que talan, deforestan, queman y trafican las especies nativas avanzan cada año sin que nadie las controle, y la pérdida del agua, de suelos y de la vida es mayor. Los acuerdos globales, regionales y nacionales diseñados para convocar a una solución conjunta no han dado ni dará los resultados que los colombianos o que la humanidad esperaba.

Está demostrado que la única acción costo-efectiva capaz de frenar el rompimiento de este equilibrio es conservando y restaurando los suelos y bosques naturales que todavía nos quedan. Es por esto que el involucramiento de la sociedad civil a través de acciones concretas colectivas es la esperanza de cualquier nación. La Carrera Verde busca ese objetivo: despertar en la sociedad la conciencia del valor tangible e intangible de los recursos naturales para la supervivencia del desarrollo de nosotros, de los territorios y de los que hasta ahora comienzan la vida.

Imagen de Bosques naturales que todavía nos quedan. El Man del Clima

Recordemos que Colombia participa con el 0,46 % de la totalidad de las emisiones globales de Gases Efecto Invernadero (GEI), cuyas principales fuentes de emisión de estos gases son la deforestación, las actividades que le dan un nuevo uso al suelo, la generación de energía y el transporte. En el país, desde el 2012 hasta hoy, hemos tenido una constante pérdida de bosques naturales que oscila entre 160 mil y 120 mil hectáreas al año, sin que el país haya podido detener y enfrentar dicha amenaza, cuyas principales áreas de degradación se concentran en donde está el más grande patrimonio natural global, que lo tiene Colombia, las regiones amazónica y pacífica.

El 40 % de los suelos del área continental e insular sigue en proceso de erosión y el 23,77 % es susceptible a desertificarse, siendo precisamente los seres vivos de la región Caribe y la Orinoquia los más vulnerables e impactados.

Pero el panorama en Colombia no será mejor. Actualmente por cada peso que el sistema ambiental tiene para su funcionamiento, el de minas y energía tiene 30 y el de infraestructura y vivienda tiene 13. De acuerdo al Diagnóstico de Crecimiento Verde elaborado por el Departamento Nacional de Planeación (DNP, Global Green Growth Institute, 2017)[1], el sector agrícola tendrá un crecimiento del 2,5 % anual en los próximos 15 años y esto requeriría incrementar en un 43 % la cantidad de las actuales hectáreas sembradas.

Imagen de crisis de desabastecimiento y escasez de recursos ambientales (Agua). El Man del Clima

Para el período 2015-2030 se espera un incremento en la demanda de agua por parte del sector productivo en 187.859 millones de metros cúbicos, equivalente a un aumento del 64,5 por ciento. Y los cálculos del estudio indican además que se producirá un incremento de la demanda eléctrica aproximado del 51 % en los próximos 15 años. Y las emisiones de GEI crecerán alrededor de un 34 % en el periodo 2016-2030.

Si seguimos así ¿De dónde saldrá el agua, alimentos y salud para nuestros cultivos, hijos y nietos? Así pues, tenemos suficientes razones para salir de la cama con la familia, amigos, vecinos, movernos y caminar por la verdadera fast track de la vida. Deja la pereza y muévete ¡oye!

Ricardo Lozano – El Man del Clima

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here