Inicio Viajes Bolas peligrosas

Bolas peligrosas

183
0
Compartir
Imagen de Bolas peligrosas El Man del Clima

Uno de los fenómenos atmosféricos menos estudiados en el país es el granizo. Principal actor en las noches de brujas o de los muertos en la región andina, donde por estos días ha dejado y seguirá dejando paralizados, congelados y espantados a todos sus habitantes.

De acuerdo a la Organización Meteorológica Mundial – OMM- granizo es una precipitación de partículas de hielo, o como dice Wikipedia en su página web, es un tipo de “precipitación sólida que se compone de bolas o grumos irregulares de hielo”, cuyo tamaño puede variar entre los 5 y 50 milímetros de diámetro, e incluso superar esa medida.

Pero para entenderlo debemos hablar de su hábitat. El desarrollo de su nube debe ser de manera vertical, es decir, son nubes con columnas de aire cálido y húmedos, cuyas partículas suben y bajan en forma de espiral rotatorio, y cuyos campos magnéticos son culpables precisamente de las tormentas eléctricas y de las lluvias intensas. Estas nubes son las famosas cumulonimbus, cuyas formas verticales son más fácil de ver desde el avión. Imagen de Granizo en Bogotá El man del Clima

En el interior de estos cumulonimbus las gotas de agua muy fría se convierten en hielo al ascender a las zonas más elevadas de la nube debido a corrientes que las fuerzan a subir y bajar, y que según el blog noticiaseltiempo.es, para la formación del granizo “se requiere una temperatura mínima de -15ºC en la parte más alta de estas nubes donde la temperatura es bastante más baja. Allí los cristales de hielo crecen con las gotas de agua que van arrastrando las corrientes ascendentes que cuando alcanza un tamaño lo suficientemente grande, no puede permanecer más tiempo en el aire y cae por acción de la gravedad”.

En resumen, la bola de granizo crece ganando nuevas capas de hielo en sus ciclos de ascenso y descenso hasta que la piedra es tan pesada que las corrientes no son capaces de elevarla de nuevo.

Teniendo en cuenta este proceso, este fenómeno se presenta actualmente no solamente en Bogotá sino en toda la región andina cuando durante la mañana tenemos temperaturas cercanas a los 20 grados centígrados haciendo que este aire caliente ascienda encontrándose con las nubes frías que vienen de la Amazonia y la Orinoquia e intercambiando gotas y pequeñas bolas que ascienden y descienden hasta finalmente caer sobre nuestro suelo en forma de peligrosas rocas.

A pesar de que estos fenómenos son de carácter natural y tienen una explicación lógica, no debemos olvidar que el clima cambió, y que de acuerdo al panel mundial de expertos del cambio climático – IPCC- (por sus siglas en inglés) estos eventos son más intensos y más frecuentes, y cuya intensidad es precisamente medida por la magnitud de sus impactos en el territorio, que como lo vimos en Bogotá y en otras ciudades andinas, al caer destruyen viviendas e infraestructura, dejan cada vez más heridos, paralizan la movilidad terrestre y aérea, bloquean el desarrollo y el intercambio comercial de una ciudad.Imagen de Granizada en Bogotá El Man del Clima

A diferencia de los campesinos y de toda la población que vive en el área rural, en la ciudad el impacto del cambio climático no se siente, pues pensamos que el agua potable viene de la llave o de la pluma. Lo positivo es que actualmente el granizo extremo nos recuerda a los urbanos que la hora cero está llegando para frenar sus efectos. Vale la pena recordar que de acuerdo a las Naciones Unidas, la mayoría de los colombianos desconocen qué es cambio climático y mucho menos saben cuáles son sus efectos. Es decir, hemos perdido la conciencia ganada de otros años.

Como se dijo anteriormente, además, actualmente hay un posible fenómeno de La Niña en formación, donde las aguas frías del océano pacífico ya nos está mostrando sus efectos. Esperemos que las autoridades algún día vuelvan a alertar a la sociedad sobre estas amenazas antes de que sucedan y no sigamos alimentando al perfil facilista de víctimas, carrera que avanza fuertemente en nuestro país.

Ricardo Lozano – El Man del Clima

 

Compartir
Artículo anteriorReceta por Guapi
Artículo siguienteCon-ciencia colectiva

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here